Unha amiga mandoume un aviso, ó parecer do Ministerio do Interior, sobre as sofisticadas mañas que uns espelidos usan para copiarche a tarxeta, fóra do uso da sirla de toda a vida.

caixeiro big brother
“Una importante banda de estafadores de origen yugoslavo está utilizando franjas lectoras de datos en las ranuras de los cajeros Caja Madrid, La Caixa y BBVA (que tienen el mismo sistema de recepción de tarjetas). Dicha banda es capaz de almacenar más de 100 números de tarjetas con todos los datos de los titulares; una vez recopilada la información proceden a grabar dichos datos en tarjetas falsas pudiendo ser utilizadas tanto en cajeros automáticos como en comercios. Del comunicado se desprende que la forma que tienen estos para saber que cajeros tienen puesta la banda magnética son unas pegatinas pequeñas (de unos 3 cm. de ancho por 2 cm. de alto) de colores vistosos que colocan en la parte de abajo del cajero. Si encuentras algún cajero con este distintivo no metas tu tarjeta y avisa rápidamente a la sucursal para que bloqueen el dispositivo”.

¿Non terían que ser os dos bancos, como responsables e propietarios dos dispositivos trucados e das instalacións onde están, os que comprobaran se hai cámaras, dobres ranuras e pagatinas? Chega con que saia cada hora un empregado/a – a ser posible fumador/a, e así aproveita para botar un pito- a inspeccionar os caixeiros, en lugar de meter medo ós usuarios con bandas de iugoslavos de orixe.

Advertisements